Mascarillas faciales para todo tipo de piel

El primer paso para una cutis sano es una piel limpia. Es una de esas reglas básicas que hay que tener en cuenta si queremos lucir un rostro bonito.

La rutina cansa y daña nuestra piel. Es por eso que una buena limpieza facial es esencial, para ello te recomendamos usar una mascarilla facial, que además te ofrezca un momento de relajación y cuidado. Existen numerosos tipos de mascarillas pensadas para cada tipo de piel y sus necesidades.

¿Por qué hay que usarlas?

Tienen gran efectividad. Aunque las mascarillas faciales actúan sobre las capas superficiales de la piel del rostro, también son capaces de penetrar hasta las capas más profundas, proporcionando efectividad y cuidados considerables.

¿Qué mascarilla debo usar?

Los beneficios de las mascarillas vienen determinados por los ingredientes activos que contienen. La mascarilla a utilizar depende de las características de cada tipo de piel:

– Piel seca: Mascarilla hidratante.

– Piel con acné: Mascarilla purificante y calmante.

– Piel roja: Mascarilla hidratante y calmante.

– Piel envejecida: Mascarilla con antioxidantes que iluminen e hidraten la piel.

– Piel con manchas: Mascarilla con activos que unifiquen el tono de la piel.

¿Cómo aplicar?

Antes de usar cualquier producto en la piel, es conveniente informarse de sus propiedades y modos de empleo. La mascarilla se aplica de forma homogénea sobre la zona a tratar y se deja actuar durante varios minutos, según las instrucciones de uso. Mientras que la mascarilla actúa trata de relajarte para obtener los mejores resultados.

Una vez que la mascarilla ha hecho su efecto debes enjuagar bien con agua templada, secar suavemente dando pequeños golpes en el rostro con las yemas de los dedos y continuar aplicando el resto de productos de belleza que uses a diario.

¿Cada cuánto tiempo hay que usarlas? 

Lo recomendable es una vez a la semana, pero dependerá del tipo de mascarilla que uses y los resultados que busques. Una buena opción es alternar diferentes tipos para probar cómo actúan los activos sobre tu piel.

Una limpieza facial con mascarilla, ayuda a otros productos de cuidado de la piel a que trabajen de forma más eficiente, ya que serán absorbidos más rápido aprovechando mejor sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this